Museo Militar de Canarias, Tenerife

vuelos baratos a Tenerife

Reservar vuelos baratos a Tenerife para disfrutar de sus playas y clima es una obviedad pero la capital, Santa Cruz, también ofrece visitas de interés desde el punto de vista cultural. Una de ellas es el Museo Militar de Canarias, también sede del Archivo Intermedio y la Biblioteca militares. Algunas de las piezas que forman parte de sus fondos poseen un gran valor al formar parte de la historia de las islas en general y de la ciudad en particular, siendo, en algunos casos, protagonistas de ella.

El museo se ubica en el cuartel de Almeyda (c/San Isidro), un fortín erigido en la llamada Cuesta de los melones, en el barrio del Toscal, lugar estratégico donde ya desde el siglo XVII se habían colocado baterías costeras. Es un edificio trapezoidal que se empezó a construir en 1854 por el sistema Vauban, siguiendo el diseño del coronel de ingenieros Clavijo y Pío. Sin embargo no se terminó hasta 1884, cuando los avances de la industria bélica lo dejaban obsoleto, por lo que se destinó a acuartelamiento. En 1988 se inauguró el museo distribuido en dos salas semicirculares superpuestas más una plaza de armas porticada y el jardín.

En la primera planta están las secciones de Banderas, Incorporación a la Corona de Castilla, Capitanes Generales, Hechos del 27 de julio de 1797, Artistas militares canarios, Militares canarios ilustres, Armamamento ligero y Ultramar. En la segunda, Armamento pesado, Aparatos de medición y calibración, Material de transmisiones, Cartografía, Arte y ciencia de navegación, Maquetas y dioramas, y Ejército del Aire. En el patio hay cañones del siglo XX y en los exteriores, cañones y morteros pesados, tanques, vehículos y radares.

Las joyas del lugar son: el Hércules, un gigantesco cañón traido de Flandes y que estuvo en servicio tres siglos; las banderas británicas restauradas, capturadas en el intento de invasión de 1797, una correspondiente a la fragata Emerald y otra que había de ser la que se izara en la plaza de la ciudad si el ataque hubiera tenido éxito; y el cañón Tigre, a cuyo disparo se atribuye haber arrancado el brazo derecho del almirante Nelson durante su fallido asalto a Tenerife (actualmente está cedido temporalmente al municipio, que lo ha situado en su presunto emplazamiento original, en las ruinas del castillo de San Cristóbal en la Plaza de España).

Es probable que el museo termine albergando también la estatua de Franco, obra de Juan de Ávalos realizada en 1966. En cualquier caso es una visita muy interesante y encima de entrada gratis. Abre de martes a sábados entre las 10:00 y las 14:00.

Foto: rinconcitocanario.com