Archivos mensuales: julio 2010

Covent Garden

vuelos baratos a Londres

Los cinéfilos y quienes hayan viajado a Londres aprovechando los vuelos de bajo coste seguramente sabrán reconocer esta escena: el profesor Higgins sale del Royal Theatre de Londres con un amigo y, dando un paseo, se encuentra una florista llamada Eliza Doolittle a la que pondrá bajo su cuidado para demostrar que la puede convertir en una dama de la alta sociedad. El profesor era Rex Harrison, la chica Audrey Hepburn y la película My Fair lady. Y el lugar, Covent Garden.

Covent Garden era el antiguo mercado de flores, verduras y frutas de la ciudad desde el siglo XVI, aunque originalmente correspondía a los jardines conventuales -de ahí el nombre- de la Abadía de Westminster, propietaria del distrito que lleva su nombre y que se unía por el sur a la City a través del Strand, un auténtico barrio de palacios. La Reforma Anglicana de tiempos de Enrique VIII abolió los monasterios y la finca pasó a manos del conde de Bedford, cuyo cuarto descendiente lo cedió para mercado.

Si antes el lugar cobraba vida sobre todo de noche, ahora son de día las horas de apogeo. Ello se debe a su reconversión en 1980 a zona turística, atrayendo a miles de visitantes con sus terrazas, cafés, pubs (el Lamb and Flag es de 1623), tiendas de souvenirs y artistas callejeros. Porque, aparte de los acróbatas, mimos, payasos y malabaristas que actúan en la Piazza, se pueden encontrar los productos más variados, desde cometas a juguetes tradicionales pasando por bisutería, teteras, frutas exóticas, láminas, libros, mapas, ropa y artesanía en general, especialmente en las calles Neal y Neal’s Yard. Bajo las cubiertas de hierro y cristal o sus inmediaciones se puede encontrar casi de todo.

Pero el interés de Covent Garden no reside sólo en los centros comerciales (Central Market, Jubilee Market). También en los alrededores, donde hay que destacar la presencia poderosa del mencionado Royal Theatre -museo incluido-, la Royal Opera House -sede la importante temporada operística y reconstruida ya varias veces por los incendios- y el Saint Martin’s Theatre -donde se representó durante décadas la obra más longeva de las carteleras, La ratonera de Agatha Christie-. Flota en el aire la interpretación y por eso la iglesia de Saint Paul es conocida también como Actor’s Church, albergando monumentos en memoria de ilustres intérpretes ingleses como Charles Chaplin, Vivien Leigh o el dramaturgo Noel Coward.

Se completa el entorno con dos curiosidades: el London Transport Museum, un recorrido por la historia del Metro y los autobuses londinenses con vehículos supervivientes de otras épocas, y la comisaría de la calle Bow, ya cerrada pero que en el siglo XVIII albergó a los Bow Streets Runners, los primeros policías de la ciudad.

Los viajeros que reserven vuelos baratos a Londres tienen en Covent Garden un lugar que apuntar en la agenda. Una sugerencia: al caer la tarde está bastante más tranquilo.

La Basílica de Nuestra Señora de Begoña en Bilbao

vuelos baratos a Bilbao

Casi todos coinciden: si se cogen vuelos baratos a Bilbao hay que acercarse hasta la Basílica de Begoña para conocer el lugar donde está la Amatxa, la virgen que es patrona del señorío de Vizcaya desde 1735. El recién llegado descubrirá un templo más o menos interesante desde el punto de vista artístico pero, sobre todo, envuelto en una intensísima historia.

El santuario fue erigido sobre una ermita anterior de planta basilical, techo de madera y capilla de piedra que correspondía aproximadamente con la nave central de la actual. Las obras se realizaron según los planos de Sancho Martínez de Arego y duraron un siglo, de 1511 a 1621, costeándose con limosnas de los fieles. Tiene tres naves, las laterales algo más bajas en altura, cubiertas con bóvedas de crucería góticas, si bien no es éste el único estilo ya que a lo largo de esos cien años de trabajos se fueron aportando elementos renacentistas (portada) y clasicistas (coro). No hay crucero y es especialmente destacada la torre del campanario con espadaña.

La Virgen de Begoña era fruto de una devoción especialmente popular en Vizcaya, en general, y Bilbao en particular, sobre todo entre los marineros, que acostumbraban a cantar la Salve cuando divisaban el perfil de la iglesia al arribar de sus singladuras. Aún hoy los días de culto mariano, como el 15 de agosto o el 11 de octubre llenan los alrededores con procesiones y gente que difruta la jornada festiva en los puestos de rosquillas que se montan.

Pero, sin duda, lo más fascinante de este santuario son los tormentosos acontecimientos que jalonaron su devenir desde principios del siglo XIX. La invasión francesa trajo grandes calamidades a la ciudad pero con mayor gravedad para la iglesia, que acabó medio destruida por su posición estratégica, en lo alto de una loma. Tal parecía que había de ser su destino, pues años después, durante el sitio de Bilbao de la Primera Guerra Carlista (1835), Zumalacárregui situó al amparo de su muros una batería de artillería, atrayendo el fuego de los cañones de los defensores liberales quienes, al romper el cerco, minaron la torre en prevención de acciones futuras. Y éstas, efectivamente, llegaron al año siguiente dejando el templo casi en ruinas. A lo largo de las décadas posteriores se procedió a arreglarlo, aún cuando un rayo volvió a derribar la torre. Pero el conflicto Carlista estalló de nuevo en el último tercio del siglo y la basílica volvió a quedar maltrecha.

Se reedificó entre 1902 y 1907 bajo la dirección de José María Basterra. Y en 1994 quedó terminada la última restauración, que supuso la limpieza de la piedra y el arreglo del carillón, que se había instalado en 1922 con su 24 campanas suizas. Todo listo para los fieles y los turistas que lleguen en los muchos vuelos económicos que aterrizan en Sondika.

Jardín Botánico-Histórico de La Concepción, Málaga

vuelos baratos a Málaga

Mucha gente reserva vuelos baratos a Málaga pensando en sus playas; otros lo hacen para acudir a alguna fiesta y algunos para la visita cultural a la ciudad. En este último grupo hay que incluir a quienes se acerquen hasta el Jardín Botánico-Histórico de La Concepción, un remanso de exhuberancia vegetal en las afueras del casco urbano cuya belleza le hace acreedor, según opiniones, de ser el más bonito del continente.

Este vergel semitropical fue creado en 1865 por un matrimonio de notables con cierto bagaje cultural, el formado por el industrial y diiputado Jorge Loring Oyarzábal y su esposa Amalia Heredia Livermore, que acababan de regresar de su luna de miel por Europa. Tras adquirir una serie de fincas encargaron al prestigioso jardinero francés Chamoust la confección de su proyecto, si bien el estilo se asemeja más al inglés, desordenado, que al galo, típicamente organizado en cuadrículas. Tanto Loring como su mujer estaban muy interesados en la arqueología y financiaron excavaciones, incorporando muchas de las piezas encontradas (básicamente estatuas, relieves y mosaicos romanos) al parque. Otras más importantes, como la Lex Flavia Malacitana, un código jurídico en bronce, están hoy en el Museo Arqueológico Nacional.

Con el tiempo el matrimonio vio mermada su economía y se vio obligado a desprenderse del jardín, vendiéndoselo a la familia Echevarría-Echevarrieta, que amplió la colección botánica con árboles y palmeras y aportó algo del racionalismo francés, esta vez sí, en la distribución. En 1943 llegó la declaración de Jardín Histórico Artístico que actualmente ha pasado a ser Bien de Interés Cultural. Porque en 1990 fue el Ayuntamiento de Málaga el que pagó 600 millones de pesetas por las 49 hectáreas, reformando y restaurándolo todo para su apertura al público con dos áreas diferenciadas aunque complementarias: Histórica y Botánica.

La primera corresponde al jardín original, el decimonónico, y posee los ejemplares más importantes, algunos únicos en Europa. Además incluye el patrimonio histórico, desde el palacio a las casas de los empleados, pasando por los invernaderos de hierro forjado, el cenador, fuentes, estanques, escalinatas, un mirador y el Museo Loringiano, edificio en forma de templete dórico que acoge buena parte del arte clásico encontrado en los yacimientos excavados. También al acueducto de San Telmo, que a lo largo de sus 10 kilómetros conducía agua a la ciudad desde su construcción en el siglo XVIII. En cuanto al área botánica, consiste en lo aportado posteriormente por el consistorio malacitano. Rodea a la anterior y tiene varias rutas, como la Forestal, la de los Miradores o la llamada Vuelta al mundo en 80 árboles entre otras.

Merece la pena apuntar una visita al lugar (las hay libres y guiadas entre 1,05 y 4,20 euros) cuando se piense en los vuelos baratos de vacaciones. Son más de mil las especies representadas, algunas tan bonitas como la famosa glicinia que trepa con sus tonos dorados en torno al cenador cuando llega la primavera; otras totalmente exóticas, como la palmera chilena, que es la más gruesa del mundo, o su contraria, la más delgada, palmera bambú. Y para los más aficionados: existe una Asociación de Amigos del Jardín, con 1.300 integrantes, que tiene su sede en la Casita del Jardinero y edita una revista.

Museo Fragata Presidente Sarmiento

vuelos baratos a Buenos Aires

Para poder contemplar uno de los Monumentos Históricos Nacionales más singulares de Argentina hay que hacer dos cosas: primero, reservar alguno de los vuelos baratos a Buenos Aires y, segundo, trasladarse hasta el dique III de Puerto Madero. Allí está anclado el que fue primer buque escuela de la Armada nacional, el Presidente Sarmiento, hoy transformado en Museo Naval y visitable de lunes a viernes entre las 9:00 y las 20:00 y fines de semana de hasta las 22:00.

Fue encargado en 1895 a un astillero británico, el Laird Brothers de Birkenhead (Liverpool) para cubrir la necesidad de enseñanza de los cadetes y lo diseñó el ingeniero Bevis siguiendo los planos de otro navío creado por él, un clípper que había ganado tres veces la regata Inglaterra-Cabo de Buena Esperanza llamado HMS Clive. Botado el 31 de agosto de 1897, recibió el nombre de Presidente Sarmiento en honor del político bajo cuyo mandato se había fundado la primera Escuela Naval Militar argentina, Domingo Faustino Sarmiento. Era una fragata de tres palos (midiendo el mayor 54,3 metros de altura), casco de acero forrado de madera de teca, 85,5 metros de eslora y 13,32 de manga. Disponía de una superficie vélica de 2.300 metros cuadrados, aunque también contaba con un motor de dos hélices de 1.800 cv, con expulsión por una pareja de chimeneas, que le permitía alcanzar una velocidad de 13 nudos. Para dirigirlo tenía una rueda de timón triple. El precio final ascendió de 143.143 libras esterlinas.

Pese a estar dotado de armamento 12 cañones, 2 ametralladoras y 3 tubos lanzatorpedos), obviamente no estaba destinado al combate sino a la enseñanza. Realizó su primera singladura a Europa el 14 de julio de 1898 al mando del capitán Enrique Thorne, tocando los puertos de Vigo y Génova antes de regresar a Buenos Aires. Desde entonces y hasta 1939 llevó a cabo 39 viajes más, recorriendo un total de 1.100.000 millas marinas y formando a 23.000 cadetes. Había estado presente en las revistas navales con ocasión de las coronaciones del káiser Guillermo, Eduardo VII y Alfonso XIII y en la inauguración del Canal de Panamá, pasando entonces a limitarse a salidas nacionales de entrenamiento. Dejó de navegar en 1961 y al año siguiente lo declararon Monumento Histórico Nacional, siendo relevado en sus funciones por la fragata Libertad.

Si uno reserva alguno de esos billetes baratos y decide visitarlo se lo encontrará anclado, pintado de blanco, con la República Argentina como mascarón de proa. A bordo se ven el comedor, la cocina, una peluquería y los camarotes a los que sólo los 32 oficiales de alta graduación tenían derecho, pues el resto -unos trescientos marinos- debían dormir en coys al viejo estilo. También hay algunas piezas pintorescas, como una piedra de la Gran Muralla china, una bandera argentina cuyo sol tiene los ojos achinados porque se bordó en Shangai y el cuerpo disecado de Lampazo, un perro terranova que fue mascota del buque.

Pueblo Chico, Tenerife

vuelos baratos a Tenerife

Un aviso, antes que nada. Si alguien está proyectando un viaje a Tenerife, ha buscado y elegido entre los muchos vuelos económicos a Canarias y dispone de una guía anterior a 2002, que no busque Pueblo Chico en ella porque hasta ese año no existía. Y no, no es que se trate de una población fundada recientemente ni de una urbanización. Pueblo Chico es un parque temático que destaca por su insólita propuesta: recrear los más destacado de la isla en una maqueta.

Ahora bien, no es una maqueta cualquiera. Construida a escala 1:25, ocupa una superficie de 20.000 metros cuadrados al aire libre y se puede caminar entre los diversos escenarios. Éstos se dividen en ocho apartados temáticos, cada uno de ellos representado por una serie de elementos típicos -parques, estatuas, teatros, palacios, iglesias…- que muchos turistas habrán visto ya antes en persona: Paisaje lunar (el entorno volcánico de Vilaflor), Zona guanche (momias, medios de vida y costumbres del pueblo canario prehistórico), Jardín endémico (flora autóctona), Zona rural (la vida campesina de Canarias), Área de la modernidad (los lugares contemporáneos de las islas), Jardín exótico (continuación del endémico), Patrimonio histórico (monumentos del archipiélago en general) y Patrimonio de la Humanidad (La Laguna y sus monumentos).

Todo está concebido como si de una auténtica ciudad se tratase. Las piezas tienen movimiento, luz e incluso sonido para asemejarse lo más posible a la realidad. De hecho la maqueta se engalana adaptándose al calendario: en Navidad, con lucecitas callejeras, en Carnaval con música y disfraces, en Semana Santa con procesiones y decoración religiosa, etc. Sin embargo muchos consideran que la reproducción estrella la del Teide, de cuatro metros de altura y con un interior hueco que sirve de sala de exposiciones itinerantes. Buen contrapunto al verdadero Teide, que se alza como telón de fondo, dado que Pueblo Chico está ubicado en pleno valle de La Orotava.

La iniciativa de hacer este parque temático surgió de Villas y Pueblos de Canarias S. L. Esta sociedad desarrolló el proyecto durante tres años, incluyendo la creación de una empresa denominada El Maquetal cuya función se puede deducir obviamente del nombre. El éxito y el magnífico trabajo de los artistas ha permitido exportar la idea y en la isla mexicana de Cozumel, por ejemplo, ya tiene su propia maqueta de México.

El recinto se recorre en menos de dos horas, pagando 12,50 euros los adultos y 6,50 los niños. Abre todo el día y al término de la visita se puede descansar en un restaurante o en una zona de picnic. El establecimiento está preparado para celebrar todo tipo de eventos como reuniones, cumpleaños o bodas. Sólo falta buscar vuelos baratos a Tenerife.

La sede de la ONU

Es posible que muchos pasajeros de los vuelos baratos a Nueva York que en su visita turística por la ciudad se encaminan a visitar el Cuartel General de la ONU desconozcan que al entrar en el recinto ya no están en territorio estadounidense pero es así: esas siete hectáreas son consideradas jurídicamente territorio internacional y no están sometidas a las leyes de EEUU; incluso tienen su propio sistema postal, sellos incluidos. Es evidente el porqué: allí trabajan los representantes de más de 150 países con un estatus similar al de los diplomáticos.

La sede de Naciones Unidas está formada por cuatro edificios. El más conocido es la torre acristalada de la Secretaría; también es el más antiguo, erigido en 1950. Luego está está el Conference Building, el más bajo del recinto pero que acoge las salas de reunión del Consejo de Seguridad y el Económico y Social, con sus características mesas redondas, y el de Tutela. Sigue el auditorio de la Asamblea General, el órgano donde se reúnen cada seis meses todos los Estados miembros y frente a cuya fachada ondean todas sus banderas. Y termina con el Dag Hammarskjöld Library, la biblioteca.

Por la parte de atrás, la silueta del complejo se perfila sobre el East River para formar la imagen más emblemática del Lower Midtown y, en los alrededores, los jardines están salpicados por populares monumentos, entre ellos la estatua de bronce del ruso Eugeny vuchetich Convirtamos las espadas en arados, la de la Paz donada por la extinta Yugoslavia, el revólver con el cañón anudado cedido por Luxemburgo, el bronce dorado de Henry Moore, etc. Mención aparte merece la Campana de la Paz, fabricada con monedas fundidas de 60 naciones.

El equipo de arquitectos que diseñó el conjunto estaba formado por maestros internacionales como el norteamericano Wallace Harrison -que era el jefe-, el francés Le Corbusier, el sueco Sven Markelius y el brasileño Óscar Niemmeyer entre otros, aunque alguno terminó retirándose antes de acabar. El lugar no fue elegido al azar precisamente: el multimillonario John D. Rockefeller Jr. compró r 8,5 millones de dólares los terrenos degradados donde antaño había un matadero y algunas fábricas, cediéndoselos a la ONU que, fundada en 1945, buscaba un lugar para establecer su sede. Luego la organización obtuvo un crédito sin intereses de 67 millones de dólares y hoy ocupa ese Espacio extraterritorial en medio de Nueva York que enuncia el Derecho Internacional.

Las entradas se compran en el vestíbulo del edificio de la Asamblea General y los itinerarios son en grupos guiados. Una visita muy interesante para conocer el lugar donde se toman algunas de las decisiones más importantes de la política global. Hay que tenerlo en cuenta al reservar los billetes de avión baratos.

Hospital de los Venerables, Sevilla

vuelos baratos a Sevilla

Uno de los barrios que hay que visitar obligatoriamente al hacer uso de los vuelos baratos a Sevilla es el de Santa Cruz. Deambular medio perdido por el laberinto de callejuelas de suelos empedrados, fachadas blancas y balcones floridos llevará seguramente a desembocar en la Plaza de los Venerables, un pequeño respiro abierto donde se puede entrar a ver uno de los lugares más recomendables de la capital andaluza, el Hospital de Venerables Sacerdotes.

En 1627 la Hermandad del Silencio decidió acondicionar una casa para acoger a los curas ancianos, enfermos o impedidos que no tuvieran medios para mantenerse por sí mismos. Apoyada la idea por personalidades relevantes, entre ellas los Reyes, en 1673 se empezaron las obras de lo que había de ser el Hospital según el diseño de Juan Domínguez, aunque sería Leonardo Figueroa quien terminaría el trabajo 24 años más tarde. Se trata de un edificio con un precioso patio típicamente sevillano, escalonado con gradas circulares y una fuente en medio a un nivel más bajo para aprovechar el agua al máximo. Si la decoración es a base de azulejos, en la galería porticada que lo circunda resalta el contraste entre el rosa oscuro de las muros y el blanco de las molduras y columnas. Una escalera con bóveda elípitica adornada con yeserías barrocas lleva hasta el segundo piso, donde se hallan el refectorio y la sala de cabildos, hoy Biblioteca y Gabinete de Estampas respectivamente. También la enfermería de invierno (la de verano es abajo y se usa como sala de exposiciones), que se comunica con el coro de la iglesia.

Ésta, dedicada a San Fernando, tiene una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón, lunetas y arcos fajones, pintada al fresco por Valdés Leal y su hijo Lucas. Del primero destaca también el espectacular techo de la sacristía, que imita una cúpula en perspectiva realizada con la técnica denominada trampantojo. Otros artistas que colaboraron son los escultores Martínez Montañés y Pedro Roldán, cuyas tallas enriquecen el retablo pese a que es posterior, de 1889. Murillo había pintado una Inmaculada pero actualmente está en El Prado.

En 1840, carente de fondos para continuar su labor, el Hospital fue reconvertido en fábrica de tejidos, aunque ocho años después se le devolvieron sus bienes y los huéspedes, que se habían tenido que trasladar al Hospital de la Caridad, pudieron regresar. Desde entonces y hasta 1970 continuó funcionando hasta que en 1987 la Fundación FOCUS-Abengoa (Fondo Cultural de Sevilla) acometió su restauración. La terminó en 1991, instalando allí su sede y custodiando el valioso archivo que incluye legajos de 1503.

La del Hospital de los Venerables es una visita agradable y no muy larga. Se hace el recorrido si el estorbo de las masas de turistas y con audioguía. Fácil y rápido; como buscar billetes baratos.

Museo Nacional Cotroceni

vuelos baratos a Bucarest

Una de las visitas de referencia cuando se reservan vuelos a Bucarest es la del Museo Nacional Cotroceni. Aunque es decimonónico en realidad está construido sobre el lugar donde Serba Cantacuzino fundó un monasterio entre 1679 y 1682 que, a la vez, le servía de real residencia. De hecho, algunos de los príncipes rumanos más importantes como Constantin Brncoveanu, Ion Cuza o Carol I vivieron en él siglo tras siglo.

Los avatares del tiempo, en forma de incendios y terremotos, obligaron a someterlo a periódicos arreglos (1718, 1787, 1802) hasta que en 1893 Carol encargó al arquitecto francés Paul Gottereau una reforma mucho más profunda. Para ello se procedió a demoler otros palacios aledaños que había en la zona de Cotroceni y eliminar el aspecto religioso del edificio -así se perdió la iglesia, aunque se salvó el iconostasio, hoy expuesto en el Museo Nacional de Arte-, dejándolo como residencia oficial del príncipe heredero Ferdinand. Los planos de Gotttereau eran básicamente de estilo neoclásico, si bien añadían algunos elementos decorativos eclécticos. Aún así otro arquitecto, Grigore Cerchez, aportaría importantes remodelaciones en los períodos 1913-1915 y 1925-1926.

El palacio funcionó como tal hasta 1947. Luego la implantación del régimen comunista terminó con la monarquía y determinó la reconversión de muchos edificios para otros usos. Fue el caso del Cotroceni, que pasó a ser sede de los Pioneros (Juventudes Comunistas) hasta 1957. Luego, en 1977, el último gran seismo que sufrió Bucarest obligó a acometer nuevos trabajos de restauración que convirtieron el palacio en un restaurante, añadiéndole un ala. Entre 1985 y 1991 todo quedó por fin terminado y se reabrió como museo y sede de representación de la Presidencia de la República.

Al entrar hay un gran vestíbulo con una espectacular escalera y galerías neobarrocas. Los viejos tiempos cantacuzinos pueden contemplarse en la planta baja y el sótano: son la dependencias domésticas, cocina, celdas etc. Entre ellas figuran una vieja Biblia del siglo XVII y vestuario de la época. En el primer piso destacan la librería del rey Fernando, el salón de caza renacentista, el salón de las Flores (antaño denominado de Oro), el comedor y la sala de recepciones ceremoniales. Por último, en el piso superior se hallan los aposentos, como el dormitorio Tudor de la Reina, el salón noruego y otras habitaciones de diversos estilos, desde el Imperio al Luis XIV pasando por el Rococó, el Luis XV o el Segundo Imperio.

Este museo-palacio resulta especialmente interesante para descubrir los contrastes coyunturales de la historia rumana: de la monarquía tradicional a la república socialista y finalmente la democracia actual. Hay que recordarlo y ponerlo en la lista al acudir al buscador de vuelos.

Los Baños Árabes de Palma de Mallorca

vuelos baratos a Palma de Mallorca

Existen numerosos vuelos baratos a Palma de Mallorca que permiten al turista disfrutar del sol, las playas baleares y las fiestas nocturnas. Pero hay otro tipo de turismo, perfectamente complementario con el anterior, que se acerca a la cultura y las tradiciones de la isla: monumentos, museos, iglesias, yacimientos arqueológicos… Una buena forma de pasar la tarde tras una mañana de bronceado y baño marino.

En la capital balear, escondidos entre el laberinto de callejuelas de la zona de La Portella, están los vestigios más antiguos de la época musulmana mallorquina, los Baños Árabes. Ubicados en los jardines de la mansión Can Fontirroig, en la calle Serra 7, se encuentran estas termas del siglo XI que pertenecían con toda probabilidad al palacio de algún notable (se calcula que habría otras veinte en otras tantas viviendas), pues no hay que olvidar que Palma de Mallorca, Medina Mayurqa, fue fundada por los islamistas sobre las ruinas romanas anteriores. Son prácticamente los únicos restos que quedan de esa época porque dos siglos después los conquistadores cristianos demolieron casi todo vestigio de sus antecesores. Aún así nadie les concedió atención antes de 1960, siendo hasta entonces usados como retretes y refugio de animales.

Por una estrecha puerta se llega a un jardín abierto con grandes cactos y palmeras. Adosados a la casa están los baños, a los que se entra por una estancia que se cree servía de vestuario y un pasillo angosto que da a la primera de las áreas de que consta el complejo, el tepidarium, la sala templada. De ahí se pasa al caldarium, la sala caliente que en árabe se conoce como hammán y que es la más interesante: se trata de una estancia cuadrada con una gran cúpula de media naranja construida en ladrillo, agujereada por veinticinco claraboyas y sostenida por doce pilares de fuste liso y capiteles diversos (probablemente reciclados de otros edificios, como era su costumbre) que forman arcos de herradura típicos. La tenue luz que penetra es toda una invitación a relajarse, en combinación sin duda con el jardín exterior.

El suelo del hammán es de doble capa de mármol con un hueco en medio para que circule el agua caliente. Al echar agua sobre la superficie se producía vapor. El sistema es similar al que utilizaban los romanos pero no se debe olvidar que los árabes tenían una gran tradición de uso de termas y que construyeron un complejo sistema hidráulico en la ciudad para surtir no sólo a los habitantes sino también a las huertas de regadío. Una última estancia sería el frigidarium, la sala de agua fría, pero no se ha conservado.

Si alguien está echando un ojo al buscador de vuelos que sepa que la entrada es muy barata y abren todos los días hasta las siete.

Foto: www.firstmallorca.com