El Arco de la Defensa de París

vuelos baratos a París

Afortunadamente abundan los vuelos baratos a París porque es una ciudad tan monumental, tan llena de atractivos, que hay que volver más de una vez para poder ver lo mínimo. El Grande Arche de la Fraternité, más conocido como Arco de la Defensa por el nombre del distrito en que se encuentra (La Défense), no suele estar entre las visitas prioritarias del turista. Sin embargo es una buena opción para conocer la parte más moderna de la ciudad.

Es ésta una isla de la que brotan rascacielos de acero y cristal, una zona financiera con 3 millones de metros cuadrados de oficinas, un cuarto de millón de superficie comercial y 42 hectáreas de espacios abiertos decorados con fuentes y esculturas que forman un auténtico museo al aire libre humanizando el entorno. Aquí se halla el lugar elegido por ex-presidente Francois Miterrand en 1982 para erigir un monumento futurista, en la línea de la famosa pirámide del Louvre que también él impulsó. Para ello se convocó un concurso arquitectónico al que se presentaron 424 proyectos y que finalmente ganó el alemán Johann-Otto von Sprecken. Su idea tuvo que ser completada por Paul Andreu por el fallecimiento del anterior pero en 1989, coincidiendo con el bicentenario de la Revolución Francesa, se inauguró la obra con un desfile militar.

Se trata de un gran arco de 300.000 toneladas sostenidas por 12 pilares relleno de placas de neopreno. Las caras exteriores están cubiertas con paneles de vidrio de 5 centímetros de grosor mientras que para las interiores se colocó mármol de Carrara blanco. El conjunto es de dimensiones gigantescas: aunque en las fotos no da esa sensación, bajo sus 108 metros de ancho, 110 de altura y 112 de profundidad cabría perfectamente la Catedral de Notre-Dame. Está concebido como una culminación del eje central de París, alineado con el Arco del Triunfo (que está a 6 kilómetros) y el del Carrusel siguiendo los Campos Elíseos; en realidad la alineación no es exacta, según algunos para dar mayor sensación de apertura, según otros porque los pilares de los cimientos obstaculizaban el paso de la línea 1 de Metro.

El Arco de la Defensa acoge sus caras laterales oficinas del Gobierno y la Comisión de Derechos Humanos de la Unión Europea mientras en la parte alta hay un centro de conferencias y exposiciones, un museo dedicado a la informática y un mirador con vistas espectaculares, casi como desde un vuelo. Se sube en ascensores y la entrada cuesta unos 9 euros (dos menos para niños y estudiantes), abriendo de 10:00 a 20:00 (a 19:00 en invierno).