Monasterio de San Martín Pinario (Santiago de Compostela)

vuelos baratos a Santiago de Compostela

Es necesario coger uno de los vuelos baratos a Santiago de Compostela para conocer el segundo monasterio más grande de España después de El Escorial, con 2,2 hectáreas. Hablamos de San Martiño Pinario, un lugar no tiene la fama que merece al hallarse en las plaza de la Azabachería, a la sombra de la Catedral del Obradoiro.

Sin embargo, este convento es ya antiguo, pues fue fundado por una comunidad benedictina al poco de descubrirse los restos del Apóstol, allá por el siglo X. El lugar se llamaba Pignario y ya había una ermita, la de la Corticela, hoy integrada en el conjunto catedralicio. El cenobio inicial era sencillo, austero, pero en 1494 pasó a depender de la comunidad benedictina de Valladolid y experimentó un enriquecimiento importante. La fachada es una muestra de ello: estructurada en tres partes y cuatro pisos, la portada está decorada con cuatro columnas dóricas que enmarcan una estatua de San Bietio. El arquitecto Fernando de las Casas añadió posteriormente una estructura superior en la que figuran el escudo nacional rodeado de vieiras y,coronando, la figura de San Martín de Tours.

Sin embargo es la iglesia la que realmente muestra el esplendor alcanzado: la original, de 1109, fue consagrada por el obispo Gelmírez pero luego fue reedificada para hacerla más suntuosa. En su construcción intervinieron artistas de varios puntos peninsulares, desde Portugal (Mateo López y González de Araujo, su diseñador) a Granada (Bartolomé Fernández Lechuga, autor de la cupula nervada de media naranja), pasando por Salamanca (Peña y Toro, que tuvo que hacer muros de contención al ceder los originales) o, incluso, profesionales religiosos como fray Tomás Alonso y fray Gabriel Casas, que colaboraron en la fachada, los dos claustros, el campanario y las dependencias.

La fachada es plateresca, con imágenes de la Virgen, San Bietio y San Bernardo y, en el frontón, San Martín repartiendo su capa con un pobre. Tiene dos curiosidades: primero, la espectacular escalera de acceso para salvar el desnivel imitando a la del Obradoiro; esta vez es obra de un gallego, Plácido Camiño. La otra son los torreones truncados, cuya altura no supera la del techo por orden del Cabildo Catedralicio. Ya en el interior la planta es de cruz latina, con el brazo principal dividido en tres naves con tribuna y el crucero festoneado de capillas que se comunican entre sí. Está cubierta con bóveda de cañón de casetones falsos. El retablo mayor barroco y la preciosa sillería del coro, una de las más importantes de España, obra de Mateo del Prado, son sólo un anticipo de las riquezas que pueden verse en el museo.

El monasterio terminó desamortizado en 1835 y ahora se usa como Seminario, Escuela de Teología y Escuela de Trabajo Social. Quien aproveche las ofertas de vuelos para acercarse a Santiago de Compostela y visitarlo sólo ha de pagar 2,50 euros (uno menos si es estudiante, peregrino, jubilado).

Foto:www.commons.wikimedia.org