Archivos mensuales: diciembre 2009

Agaete, al norte de Gran Canaria

vuelos baratos a Gran Canaria

Cuando la flota castellana llegó a Canarias en el siglo XV para apropiarse de las islas, uno de los puntos clave de esa conquista fue la localidad de Agaete, al norte de Gran Canaria. Toponímicamente era para los aborígenes guanches la banda de Poniente, el lugar donde nacía y se ponía el sol. En su costa desembarcaron las tropas de Juan Rejón y Pedro de Vera en el año 1481 apresando al Guanarteme de Gáldar (el rey local) y levantando un fortín sobre las construcciones existentes. Desde luego, una forma muy distinta de llegar a la isla a la actual, en la que tienes a tu disposición una buena oferta de vuelos baratos a Gran Canaria.

Agaete no es un lugar prioritario para el turismo de la isla, al menos no tanto como Maspalomas, Playa del Inglés o Mogán, y precisamente por eso tiene un encanto especial. Es cierto que sus playas, una decena, no son tan acogedoras como las del sur, pues están dominadas por las fuertes mareas atlánticas y abruptos acantilados. Pero también lo es que a cambio encontrarás parques naturales de origen volcánico como el de Tamadaba, valles cubiertos de pinos donde realizar turismo rural y pequeños pueblos de acusado aroma marinero en los que saben especialmente bien las típicas parrilladas de pescado.

Y está el Dedo de Dios, por supuesto. Se trata de una formación de roca basáltica al pie de un acantilado de 300.000 años de edad, a la que la erosión marina dotó de una caprichosa forma apuntada hacia arriba. “Si vas a Agaete, míralo y vete”, se decía. Lamentablemente, en 2005 una tormenta destruyó los 20 metros superiores dándole un nuevo significado a su nombre tradicional, Roque Partido. Dado que se había tratado de un fenómeno natural, tras algunos estudios se decidió no reconstruirlo y dedicar todos los esfuerzos a proteger lo que queda.

Agaete, a 30 kilómetros de la capital, es un lugar visitado especialmente por el Dedo y por el ferry a Tenerife que sale del Puerto de las Nieves. Pero los interesados en la cultura guanche tienen motivos también para acercarse: allí pueden visitarse una necrópolis tumular de 645 tumbas que ha sido declarada Monumento Histórico Artístico y el mencionado bastión erigido en 1481, llamado la Casa Fuerte y distinguido como Bien de Interés Cultural. También son destacables el templo de la Concepción (a partir de la cual creció el pueblo en 1515), la ermita de las Nieves (posee un tríptico flamenco del siglo XVI) o la curiosa iglesia de San Sebastián, que se halla fuera del pueblo porque está dedicada al santo de la Peste.

Si has elegido entre los vuelos de bajo coste puedes terminar la visita en alguno de los museos locales, como el Etnográfico de La Culatilla (donde, entre aperos de labranza, telares y mobiliario decimónonico te mostrarán el proceso de tostar y moler el café, una de las plantaciones habituales junto con la fruta) o el de La Rama (que ilustra todo lo referente a la fiesta de la Bajada de la Rama, que es de Interés Turístico Nacional).

Foto: esperantia.com

El Palacio Real de Amsterdam

vuelos baratos a Amsterdam

Tras coger uno de los muchos vuelos baratos a Amsterdam que pululan en Internet ya estás en la capital holandesa. Es probable que callejeando llegues a la Plaza Dam, uno de los principales puntos de encuentro en la ciudad, donde te vas a topar con un gran edificio clásico: el
Palacio Real, una de las tres residencias oficiales de la reina Beatriz.

Y, sin embargo, pese a su nombre y ocupante, lo cierto es que originalmente elKninkijk Paleis no era más que el Ayuntamiento. Ni más ni menos, pues se trataba del mayor de Europa. Se construyó entre 1648 y 1665, bajo la dirección de Daniël Stalpaert y según el diseño de Jacob Van Campens, para sustituir al antiguo consistorio medieval, que no sólo amenazaba con derrumbarse sino que además se quedaba pequeño para albergar la creciente administración de una urbe en pleno desarrollo comercial, político y militar. Amsterdam estaba en su Siglo de Oro.

El edificio resultante presentaba un sobrio aspecto exterior de ladrillo amarillo alemán que, con el paso del tiempo, se oscureció hasta el estado actual. Algunos datos son ya muy conocidos por lo anecdótico: la estructura reposa sobre 13.659 pilares de madera y la fachada carece de entrada principal, habiendo en su lugar siete arcos que simbolizan la accesibilidad a cualquier ciudadano. El tímpano frontal, con relieves de monstruos marinos y alegorías de la Paz, le confiere sensación de movimiento a las formas rectas que dominan el conjunto. En lo alto, una cúpula en forma de linterna coronada por una veleta con los dos símbolos de la ciudad: un navío (poder naval holandés) y un perro (en memoria de los Perros del mar que se enfrentaron a los españoles).

Si el exterior es austero, el interior todo lo contrario. En los salones columnarios cuelgan gigantescos cuadros de Ferdinand Bol y Govert Flinck, discípulos de Rembrandt, el suelo de mármol muestra dibujos de los dos hemisferios terrestres y en el techo se distingue un mapa de las constelaciones. Pero destaca sobre todo la Burgerzaal, la Sala de los Ciudadanos, en la que se reunía el pueblo, con sus 34 metros de largo por 17 de ancho y 25 de altura, presidida por una gran estatua de Atlas sosteniendo el Mundo bajo la cual hay un friso del escultor Artus Quellin.

La decoración se enriqueció a principios del siglo XIX, cuando Napoleón situó a su hermano Luis en el trono holandés. Tras dos años en La Haya, Luis se instaló en el Palacio, aportando mobiliario estilo Imperio y mandando abrir un balcón. Además, creó un museo de arte, germen del futuro Rijksmuseum. En 1810 abdicó y el país pasó a ser dirigido directamente desde París a través de un gobernador pero Bonaparte cayó en 1814 y dio paso a la dinastía Orange, encarnada seminalmente por Guillermo I, que también sentó sus reales en el Koninklijk.

En 1936 pasó a ser propiedad estatal y hoy está abierto al público salvo cuando la soberana tiene que usarlo para algún acto oficial. Así que si en efecto te hallas en Amsterdam gracias a las ofertas de vuelos, que sepas que puedes visitar la Sala de los Ciudadanos, la de la Audiencia y la de Concejales, junto con los muebles.

Museo de Arte Contemporáneo de Alicante

vuelos baratos a Alicante

Mucha gente no sabe que Alicante posee una de las mejores colecciones de arte contemporáneo que hay en España. Por eso las autoridades municipales, en colaboración con el gobierno regional, tomaron el toro por los cuernos afrontando la construcción de un ámbito adecuado para su exhibición. Y así, fruto de un concurso arquitectónico, en 2002 nace el MACA, Museo de Arte Contemporáneo de Alicante, que puedes visitar aprovechando las ofertas de vuelos a la ciudad levantina.

El nuevo edificio multiplica por cuatro el espacio disponible anteriormente, que se quedaba pequeño y obligaba a exponer de forma rotatoria, cada cuatro meses, un tercio de las piezas agrupadas en tres grandes tipos: Geometría, Abstracción y Figuración. Se hacía en un edificio civil barroco de 1685 que antes se utilizó como granero, cárcel, escuela y archivo: la llamada Casa de la Asegurada, en la plaza de Santa María, 3 (ver foto). Actualmente ésta, rehabilitada, queda integrada en un total de 4.680 metros cuadrados divididos en cuatro plantas.

Pero, normalmente, lo importante de un museo son las obras que exhibe. El núcleo de la colección del MACA está formado por la donación que hizo un particular, el artista Eusebio Sempere, Premio Príncipe de Asturias de las Artes. En noviembre de 1977 regaló a la ciudad lo que él llamaba su Colección Arte Siglo XX, formada por 177 obras de diversas técnicas (pintura, escultura, litografías, serigrafías…) pertenecientes a un período de 70 años entre la década de los 20 y la de los 80, su generación: Chillida, Saura, Tapies, Gargallo, Miró, etc. A éstas añadió piezas de grandes maestros como Dalí, Gris o Picasso, con muchos de los cuales guardaba buena amistad. Otro tanto se puede decir de la sección dedicada a los autores extranjeros, de los que se pueden destacar nombres de la categoría de Bacon, Kandinsky, Calder, Braque o Max Ernst entre otros.

El museo también acoge un apartado con creaciones del propio Sempere (101 piezas de diferente naturaleza, entre óleos, dibujos y demás) y de la artista local Juana Francés, que a su muerte legó su producción (134 obras) a repartir entre los museos de arte contemporáneo de esta ciudad y los de Zaragoza, Madrid y Valencia.

Así que cuando elijas entre los vuelos baratos a Alicante, ten en cuenta la posibilidad de dedicar un tiempo al MACA y disfrutar de ese completo catálogo de genios del Arte.

Foto: panoramio.com

El Capitolio de Roma

vuelos baratos a Roma

Si quieres entender lo que fue el Renacimiento en el Arte viéndolo en persona y sintetizado en una obra arquitectónica, hay dos cosas que puedes hacer: una reservar alguno de los vuelos baratos a Roma que abundan en la Red; dos, visitar el Capitolio.

El Capitolio o Campidoglio era la colina donde se situaba la ciudadela de la antigua Roma. De esa época, aparte de las piezas conservadas en los Museos Capitolinos (el Gálata moribundo, la cabeza de la figura perdida de Constantino y, sobre todo, la Loba Capitolina), que trataremos en otra ocasión, quedan los restos del templo de Júpiter y la roca Tarpeia, desde la que se despeñaba a los traidores.

Pero hablábamos del Renacimiento y uno de sus mayores representantes, si no el mayor, fue Miguel Ángel Buonarrotti; el autor de los frescos de la Capilla Sixtina, que se dice pronto. En 1536 el artista recibió el encargo del papa Pablo III Farnese de crear una plaza en lo alto de la colina acorde a la categoría de la ciudad. Fruto de los diseños de Miguel Ángel fueron la Cordonata, amplia escalera de acceso desde la actual piazza Venezia (donde hoy se alza el raro monumento a Víctor Manuel II) que cambió la orientación del lugar, y el propio espacio trapezoidal de la plaza, armonioso y perfecto, cuyo pavimento de dibujos geométricos es un clásico en sí mismo. Enmarcaban el recinto el Palazzo Senatorio (senado medieval, actual Ayuntamiento), el Palazzo Nuovo y el Palazzo dei Conservatori, sedes éstos dos de los mencionados Museos Capitolinos.

Miguel Ángel no llegó a ver terminados los trabajos y fueron Giacomo della Porta y Girolamo Rinaldi quienes remataron la obra. La guinda del pastel era la estatua ecuestre de Marco Aurelio situada en el centro del plaza, pero, al ser de bronce, la contaminación y las palomas empezaron a deteriorarla, de manera que en abril de 1997 se sustituyó por una eficaz copia, llevándose el original al Palacio Nuovo. Allí se conserva a salvo, protegida por una hornacina de cristal.

Esta plaza se considera el mejor ejemplo existente de urbanismo renacentista y es una de las visitas recomendables para quienes aprovechen las ofertas de vuelos a la Ciudad Eterna. No sólo por su inmenso valor artístico, sino también porque el Capitolio es un pequeño remanso de paz en el caos circulatorio romano, al estar cerrado al tráfico

La Lonja de Valencia

vuelos baratos a Valencia

Si has escrito Valencia en tu buscador de vuelos hay una visita que debes hacer en la capital del Turia. Hablamos de la Lonja, edificio que mereció la calificación de la Unesco en 1996 como Patrimonio de la Humanidad. Está en la plaza del Mercado, 31.

También conocida como Lonja de los Mercaderes o Lonja de la Seda, por ser esta tela una de las principales industrias del siglo XV, fue un símbolo de la pujanza económica de la burguesía valenciana bajomedieval y su expansión comercial mediterránea, pues su construcción se debe a las insuficiencias que presentaba la Llotja de l’Oil, una lonja a la italiana, es decir, abierta. El Consell General de la Ciutat determinó hacer una nueva para acoger el Consulat del Mar y la Taula de Camvis i Deposits, para lo cual demolió una treintena de viviendas en pleno centro urbano y encargó los trabajos a los maestros Pere Compte y Johan Yvarra. Éstos tomaron como modelo la Lonja de Mallorca y se aplicaron al trabajo durante quince años desde 1482, aunque el lugar no se terminaría hasta 1548, ya a cargo de otros arquitectos. El resultado superó a la insular en tamaño y decoración.

Por fuera presenta aspecto de castillo, con dos cuerpos separados por una torre, arcos ojivales y un ventanal en el piso alto compuesto por ocho vanos conopiales y un friso con medallones rematados por almenas. Desde el exterior es fácil observar los divertidos relieves con representación de los pecados y las 28 gárgolas en posturas obscenas.

Los 2.000 metros cuadrados del conjunto se dividen en cuatro cuerpos. El primero podría ser la torre central, en cuyos piso superiores, a los que se sube por una escalera de caracol, había calabozos; en el inferior está la capilla, la primera de Valencia con bóveda de crucería. Luego está el Patio de los Naranjos, un jardín arbolado donde un siglo después celebrarían fiestas los Austrias. Los dos restantes son lo más destacado del edificio. En el ala izquierda localizamos el Consulat del Mar (que era una especie de tribunal mercantil), estructurado en tres pisos y un sótano y donde se desarrollaban las sesiones mercantiles. Es de estilo renacentista porque se construyó cuando Pere Compte ya había fallecido, trasladándose el techo policromado desde la antigua Casa de la Ciudad a la primera planta para formar la Cámara Dorada.

Por último está la Sala de Contratación o Salón Columnario, el más famoso visualmente, una nave rectangular de tres naves separadas por 8 columnas helicoidales (imitando sogas marineras) y 16 adosadas. En su parte alta los nervios se abren imitando palmeras para formar una bóveda de crucería a 17,40 metros de altura. Unos centímetros por debajo, una cenefa dorada rodea el recinto advirtiendo en latín a los usuarios las normas éticas que deben regir sus actos. El mármol del suelo forma estrella de seis puntas y actualmente es pisado, turistas aparte, con las mismas intenciones que entonces: los viernes hay sesiones comerciales y los domingos, de filatelia y numismática.

Tienes muchos vuelos baratos a Valencia donde escoger para visitar esta singular obra de arte que algunos consideran la más bella del gótico civil europeo.

Foto: 11870.com

El Tower Bridge de Londres

vuelos baratos a Londres

Una de las imágenes más representativas y reconocibles de Londres es el Tower Bridge, el puente levadizo sobre el Támesis que recibe el nombre de su proximidad a la Torre. Seguro que lo habrás visto en alguna foto de tu buscador de vuelos.

Este puente fue construido en 1894 por la necesidad de abrir un paso más sobre el río porque el único existente hasta el momento, el llamado Puente de Londres (London Bridge), resultaba ya insuficiente: el crecimiento urbano y económico había multiplicado el número de vehículos y viandantes que debían pasar de una orilla a otra y todos los días se formaban graves atascos. Y eso que entonces los coches aún eran de caballos. La demanda de una nueva vía de comunicación entre ambas riberas se satisfacía muy parcialmente con un paso subterráneo o, mejor subfluvial, pues transcurría bajo las aguas desde 1870; pero sólo era válido para peatones.

Así que se convocó un concurso al que acudieron algunos de los mejores arquitectos de Inglaterra para presentar soluciones a un problema que tenía una dificultad añadida: el puerto de la ciudad estaba situado en el tramo entre la Torre y el London Bridge, por lo que no se podía interrumpir el paso de los barcos. Del medio centenar de proyectos presentados se eligió el de Horace Jones, que era el arquitecto municipal. 244 metros con una sección central de dos brazos elevables hasta 83 grados (para que pasaran los navíos) enmarcada por dos torres neogóticas victorianas. Cada una de esas partes móviles pesaba -pesa- 1.100 toneladas, pero podían abrirse en sólo 90 segundos mediante un mecanismo hidráulico, hoy sustituido por un moderno sistema eléctrico.

Casi medio millar de trabajadores se aplicaron durante ocho años para erigirlo y el resultado puedes verlo si aprovechas la oferta de vuelos baratos a Londres, pues está en pleno centro urbano. Y porque todo el complejo es visitable, sala de máquinas incluida, a través de una exposición (Tower Bridge Experience) ubicada en sus pasarelas altas, que ofrecen magníficas vistas de la capital británica. Y una curiosidad más: hay cuatro salones alquilables para eventos en los que puede uno celebrar incluso su banquete de boda.

La Lonja de Mallorca

vuelos a Mallorca

Si tomas alguno de los vuelos baratos a Palma de Mallorca no puedes dejar de visitar el que se considera edificio más bonito de la ciudad junto con la catedral: la Lonja.

Sa Llotja (en mallorquín) se levanta al borde del mar al que debe su existencia, en el puerto que en el siglo XV se convirtió en fuente de riqueza para Mallorca hasta el punto de establecer una veintena larga de representaciones comerciales: así fue cómo se decidió construir una sede para el Colegio de Mercaderes.

Las obras y el concepto correspondieron al maestro Guillem Sagrera, el mismo que hoy da nombre al paseo donde se ubica el edificio y que acometió su misión entre 1420 y 1452, creando un edifico gótico tardío con aspecto exterior de pequeño castillo cúbico, con torreones octogonales en las cuatro esquinas y otros más pequeños por medio. Los dos portales principales, ojivales, tienen tímpanos con esculturas respectivas de la Virgen y un ángel patrón de los mercaderes.

El interior es de planta rectangular, con tres naves de igual altura que forman un único espacio amplio y diáfano, aunque en teoría están separadas por seis columnas helicoidales muy esbeltas. Dichas columnas carecen de capitel, por lo que los nervios de los arcos se unen directamente a, los muros; lo mismo que en la Sala Capitular de la catedral, obra del mismo autor. En las bóvedas centrales hay un escudo de la Corona de Aragón, mientras que las laterales son de Mallorca; en ambos casos conservan su policromía y dorados originales.

Las fachadas laterales tienen amplios ventanales con bóvedas de crucería. Encima hay una galería de ventanas con arcos conopiales rematados en el exterior con una crestería de almenas que le dan al conjunto el citado aspecto de castillo. Se puede pasear por esas almenas y contemplar la majestuosidad del Mediterráneo, pues es posible subir a la terraza por unas escalera de caracol con acceso por puertas en las esquinas.

La Lonja es un complejo muy bien conservado con un jardín anexo que la separa del Consulat de Mar, sede del actual Gobierno Balear. Al caer la noche, las inmediaciones bullen de actividad gracias a las terrazas y a los artistas callejeros que dan vida al entorno, de ahí que te recomendemos visitarlo si ya has elegido entre las ofertas de ofertas de vuelos.

Foto: kalipedia.com

La Catedral de Bilbao

vuelos baratos a Bilbao

Una de las visitas que has de hacer aprovechando los vuelos baratos a Bilbao es la de la Catedral-basílica de Santiago. Es un templo de dimensiones relativamente reducidas (1.100 metros cuadrados, 51,5 metros de longitud y 22,3 de ancho) porque no fue consagrado catedral hasta 1949, cuando el papa Pío XII creó la diócesis de Bilbao desgajándola de Vitoria.

Esta construida sobre dos iglesias previas, una de ellas anterior a la fundación de la ciudad (año 1.300), la otra una ampliación de la misma. Un incendio en 1374 devastó el edificio y obligó al papa Gregorio XI a ofrecer indulgencias a quien colaborara en la financiación de la construcción de uno nuevo. Así empezaron las obras de la actual catedral, si bien los trabajos fueron lentos, con sucesivos añadidos y reformas que le dan el aspecto ecléctico que presenta. La última restauración empezó tras las graves inundaciones de 1983 y terminó en el año 2000.

Lo primero que llama la atención al plantarse ante la fachada, de sillería arenisca, es su estilo neogótico decimonónico. Efectivamente, entre 1880 y 1890 se derribó la barroca para sustituirla, obra del arquitecto Severino Achucarro. Una portada ojival, con sus arquivoltas, es continuada en altura por una balconada sobre la que destaca el rosetón. A un lado, la única torre presenta tres cuerpos con un total de 64 metros de altura en los que se localizan sucesivamente el reloj y el campanario coronados por un chapitel.

El interior, en cambio sí es gótico verdadero. Tiene planta basilical con tres naves, la central más alta, con capillas entre los contrafuertes, un triforio que rodea casi todo el recinto y un sistema de vidrieras que incluye tres rosetones y diecisiete ventanales, lo que permite gran iluminación natural. En el coro hay un órgano moderno (para diciembre están programados varios conciertos) y la sacristía, en estilo gótico renacentista del siglo XVI aunque remodelada en el XIX, es un espacio rectangular con bóveda de crucería, claves decoradas y plementería pintada de curioso azul celeste. Desde la girola se baja a una cripta donde pueden contemplarse los restos arqueológicos del primer templo y un arca que contiene los restos de San Fructuoso y San Bonifacio, entre otras reliquias.

Otros elementos de interés son el claustro gótico, redecorado entre 1924 y 1931 con pináculos, gárgolas y tracerías flamígeras; el gran pórtico sur, donde estaba el primitivo cementerio, sostenido sobre gruesos pilares por problemas de sustencación del terreno (originalmente había marismas); y la llamada Puerta del Ángel (norte), con parteluz y trasdós labrados en gótico florido, y que debe su nombre a un retablo con la figura del arcángel San Miguel que había en claustro (aunque también se la llama Puerta de los Peregrinos porque hay que tener en cuenta que Bilbao está en pleno Camino Norte de Santiago y la catedral lleva el nombre de este santo).

Cuando llegues a la ciudad en ese vuelo barato no olvides darte una vuelta por esta original iglesia que, además, está situada en pleno casco antiguo, junto a la ría del Nervión.

El Museo de la Aldea en Bucarest

vuelos baratos a Bucarest

Si tomas uno de los vuelos baratos a Bucarest y pasas por la carretera Kiseleff, en la zona norte, junto al parque Herastrau, te sorprenderá ver un apacible pueblecito campesino en plena urbe. En realidad se trata del Museo de la Aldea, doce hectáreas al aire libre que en la práctica es un auténtico parque temático de la vida campesina rumana.

Fue fundado por el ministro de Educación Dimitrie Gusti en 1936 tomando como modelo el Museo Etnográfico de Transilvania y el Skansen de Suecia. Porque se dio la circunstancia de que Gusti, que además de político era sociólogo y antropólogo, dirigió un sistemático y profuso estudio sobre el mundo rural de Rumanía en el período de entreguerras. Dicho estudio también sirvió de base para promulgar en 1939 una moderna legislación social.

El primer museo, inaugurado por el rey Carol II, era más modesto que el actual, con la mitad de tamaño. El material recopilado se estructuró en treinta y tres secciones, cada una representativa de un aspecto característico de ese entorno agrario nacional: desde hogares a iglesias, pasando por pozos de agua, molinos, cuadras, fraguas, talleres artesanos…

En junio de 1940 la Segunda Guerra Mundial llegó hasta allí produciendo una paradoja. Miles de refugiados expulsados o huidos de los territorios que perdió el país (Besarabia, Bukovina, Hertei y parte de Transilvania) llegaron a la capital huyendo de la ocupación soviética; ante el problema de encontrarles alojamiento, las autoridades decidieron ubicarlos en el Museo, donde pudieron sentirse casi como en casa pues era como una gran aldea.

Sin embargo esto no le vino nada bien al centro, que pronto empezó a sufrir un uso para el que no estaba diseñado. Y por si no fuera suficiente con el progresivo deterioro causado por la gente, luego lo agravaron los bombardeos: piezas de gran valor antropológico y material como las casas macedonias o varios moilinos de viento resultaron muy dañados. Pero todo lo malo termina alguna vez y en 1948 el Muzeul Satului, que es su nombre rumano, volvió a la actividad normal reforzado con la incorporación de nuevos y numerosos fondos.

Éstos constan, hoy en día, de 340 construcciones populares y unos 54.000 objetos de todo tipo: herramientas de labranza, trajes, parafernalia religiosa, fotografías, libros… Algunos tiene una consideración especial, caso de la Biserica Timiseni -una pintoresca iglesia de 1773 con preciosos murales-, las casas decimonónicas de Guicea Micâ, los cruceros de Rasinari y Feteni, etc.

El Museo de la Aldea es una de las grandes y más prestigiosas atracciones de Bucarest, a la vez que un remanso de tranquilidad y verde para pasear tranquilamente mientras se aprende una lección de antropología cultural. Apúntala en la lista cuando programes tu vuelo.