La ciudad de Eivissa

vuelos baratos a Ibiza
Ibiza se llama así por un dios pequeño, bromista y travieso que los fenicios introdujeron al establecerse en la isla. Se llamaba Bes y dejó algo más que el nombre: legó su espíritu, pues pocos lugares reúnen tantos sinónimos de diversión como este enclave balear que encabeza el mini archipiélago de las Pitiusas.

Eivissa, la capital, ubicada en el suroeste sobre una colina, quizá no sea una ciudad espectacular a la manera de Mallorca, por ejemplo, pero tiene sus atractivos siempre y cuando el visitante asuma que no está visitando una ciudad al estilo europeo continental. De hecho, la gracia de su urbanismo consiste en el caos de callejas estrechas y casas apretadas entre sí por la recia muralla renacentista levantada para protegerse de los piratas y que, salpicada de baluartes, persuadió a Jaime el Conquistador de tomar el sitio por la fuerza. Entre esos muros está la Dalt Vila, la ciudad alta, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, como el cercano yacimiento fenicio de Sa Caleta.

Atravesando la puerta de Es Sot Fosc, que significa el agujero oscuro, tendrás que subir cuesta arriba hasta llegar a la plaza de la catedral, de la que hablaremos con detenimiento en otra ocasión. Cerca quedan el Museo Arqueológico (en realidad uno de ellos, pues se creó otro en Puig des Molins aprovechando una necrópolis púnica) y la plaza de armas, la antigua acrópolis luego reutilizada por los árabes para levantar su castillo almudaina (hoy hotel). Se llega mediante una peculiar escalinata diseñada por el artista Elías Torres.

El mar, inevitable dada la insularidad de Ibiza, marca dos barrios: Sa Penya, donde antes vivían los pescadores y ahora dominan la nocturnidad y el ambiente gay, y Sa Marina, la zona portuaria tachonada de tiendas de moda.

Cualquier fecha es buena para coger vuelos baratos a Ibiza y disfrutar de sus encantos. En verano, porque es el momento de la locura, en otras estaciones, para huir precisamente del ruido y disfrutar de la imagen más bucólica. Elige la tuya, pues la oferta de vuelos económicos es abundante en Internet.