Londres básico

vuelos a Londres

¿Aún no conoces la capital británica? No lo vas a tener más fácil que ahora, con aerolíneas de bajo coste haciendo jugosas ofertas de vuelos baratos a londres y la libra esterlina a un nivel muy bajo. ¡A buscar billete ya!

Eso sí, procura coger un puente de fin de semana al menos. Al igual que ocurre con, por ejemplo, París, es difícil ver todo Londres en unos pocos días. Ten en cuenta que se trata de una ciudad compuesta por 32 barrios y cuyo diámetro rebasa los 12 kilómetros. Por eso hay que ceñirse a lo básico, en general el entramado urbano a ambas riberas del Támesis en torno a la City. La City es el centro que surgió del gran incendio que devastó la población en 1666; aquí están la majestuosa catedral de Saint Paul -sí, donde se casaron Carlos y Diana- y la Torre, ex-residencia real y ex-prisión, también real (que le pregunten a Ana Bolena, decapitada en su patio) que hoy alberga las soberbias joyas de la Corona. Enfrente, el famoso Tower Bridge levadizo permite pasar a la otra orilla del río.

Hacia el norte y este quedan Spitafields y el East End, lugares victorianos por excelencia, como muestra el Museo de Londres, recuperados para el turismo por la original idea de comercializar la Ruta de Jack el Destripador, pues por esas calles -la mayoría ya no existen- fue dejando cadáveres el asesino en serie más famoso de la Historia.

Saltando hacia el oeste, hacia Bloomsbury, llegamos a otro de los puntos fundamentales: el British Museum, un colosal muestrario que requeriría más de un día para recorrerlo entero; si devolvieran los mármoles del Partenón llevaría menos. Bajando hacia el río encontrarás uno de los lugares con más vida de la ciudad, el Covent Garden, antiguo mercado hoy ocupado por artistas callejeros.

La conocida Trafalgar Square, con la columna de Nelson y la National Gallery -una de las pinacotecas más importantes del mundo- te sirven de nexo de unión con los vibrantes neones nocturnos de Picadilly Circus y las zonas de Whitehall y Westminster. En éstas se juntan miles de turistas para contemplar las Casas del Parlamento, el Big Ben, la abadía de Westminster y la Tate Gallery. También el palacio de Buckingham, claro, con el monumento a la reina Victoria enfrente y, ya bordeando con el barrio de Mayfair, uno de los pulmones verdes de la ciudad, Hyde Park: en su Speaker’s corner puedes oir las declamaciones de improvisados oradores.

Podríamos seguir y llenaríamos páginas así que lo mejor será ir desgranando poco a poco en posts sucesivos lo mejor de esta atractiva ciudad y sus alrededores.